Salud

Consecuencias del abuso de la cirugía plástica

Que todo en la vida debe usarse en su justa medida no creo que sea un misterio para nadie, pero por si acaso se nos ocurre olvidarle, de vez en cuando saltan noticias al mundo que nos hacen recordarlo. Una de estas cosas es sin duda la cirujía plástica, y el protagonista de la historia ha tenido uno de los recordatorios más dolorosos que pueden existir.

Neven Ciganovic es un auténtico adicto a las operaciones estéticas; este croata de 45 años, que trabaja como estilista, lleva a sus espaldas más de 12 operaciones de cirugía plástica, habiendo retocado numerosas partes de su cuerpo, que han acabado dándole un aspecto de veinteañero. Pero su última intervención, una rinoplastia, le ha cobrado un “alto y duro” precio, nunca mejor dicho.

Durante el rodaje de un documental sobre su vida, Neven entró al quirófano para realizar su operación de nariz, y tras recibir anestesia general, quedó afectado de priapismo. ¿En qué consiste esta enfermedad? Pues es una erección continua bastante dolorosa y sin conexión con el deseo sexual, que puede llegar a causar daños irreversibles en el sistema reproductor masculino si no se trata a tiempo. Así, lo que fue causado por la entrada a la sala de operaciones, tuvo que ser aliviado precisamente en otro lugar similar.

El culto al cuerpo y a la estética es desde hace algunos años motivo de preocupación para los médicos y expertos, que ven cómo los quirófanos se llenan de personas que no están demasiados satisfechas con su aspecto físico, y que toman estas cirugías plásticas como algo  común sin pensar en los riegos que se pueden contraer. Aunque por supuesto el caso de Ciganovic es algo extremo, no es el único que ha recibido un buen susto debido a su gusto excesivo por las operaciones estéticas, y de hecho ya se habla de personas con una auténtica adicción a estas prácticas, sin que se sepa muy bien cómo atajar el problema.

En cualquier caso, seguro que este hombre no olvida esta experiencia tan fácilmente, aunque parece que le tomó con humor a pesar de sus dolores y molestias. De hecho, según él mismo compartió en las redes sociales, está convencido de que esto contribuirá a aumentar su fama, y que será una estupenda publicidad para el documental que filmó una televisión iraní. De admirar desde luego su temple, aunque esperemos que haya aprendido la lección.

Continue Reading